Abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía indicada para mejorar el aspecto de nuestra silueta: permite retirar el exceso de piel y grasa del abdomen, así como reparar los músculos que forman la pared abdominal, para conseguir un abdomen plano y una cintura definida.

Esta cirugía está indicada en pacientes que presentan un exceso de piel y grasa en el abdomen, fundamentalmente en la zona infraumbilical. También está indicada en casos en los que se ha debilitado la musculatura abdominal, por una “diástasis de rectos abdominales”, llevando a una falta de tono y fuerza en el abdomen. Esta cirugía también puede ser necesaria para reparar un exceso de flaccidez y de piel en el abdomen, aunque éste no vaya acompañado de un exceso de grasa.

Todas estas condiciones pueden deberse a múltiples causas y por ello la abdominoplastia puede estar indicada en diferentes situaciones.

Tras los embarazos, especialmente si se han tenido varios, puede quedar cierta flaccidez y falta de fuerza en el abdomen debida a una recuperación insuficiente de la musculatura. Esta debilidad en el abdomen puede ir acompañada además de una piel con estrías, o de acúmulos localizados de grasa.

 

  • La piel sobrante también puede ser el resultado de grandes pérdidas de peso, como en pacientes intervenidos de cirugía bariátrica. En estos casos la piel suele estar muy estropeada ya que pierde su elasticidad, quedando colgando hacia abajo.
  •  Por último existen otros casos, en los que el sobrepeso y la falta de ejercicio llevan a desarrollar acúmulos de grasa (“michelines”) y flaccidez cutánea en esta zona.

En todos estos casos estaría indicada la abdominoplastia, con o sin reparación de los músculos rectos del abdomen.

¿Cómo es el procedimiento?

La abdominoplastia es una cirugía que se realiza con anestesia general y requiere ingreso hospitalario, habitualmente de un día. El paciente se va de alta con unos drenajes, que se mantienen de 3 a 7 días, según los casos, y se retiran en consulta. Durante los primeros 30 días tras la intervención, es necesario el uso de una faja postquirúrgica las 24 horas, que se retira únicamente para el aseo personal. No obstante cada caso es diferente, y las indicaciones y recomendaciones postquirúrgicas pueden variar entre pacientes, por ello es imprescindible que siga exclusivamente los consejos que la Dra. Izquierdo le dé en la consulta.

El objetivo de la abdominoplastia es eliminar el exceso de piel y grasa de la zona abdominal, y reparar los músculos, para conseguir un abdomen plano y estirado, y una cintura más definida. En esta cirugía se retiran la piel y grasa sobrantes mediante la extirpación de colgajos. La cicatriz se sitúa por encima del pubis, como en una cesárea, y se alarga hacia ambos lados más o menos según sea necesario.

La musculatura abdominal es nuestra “faja interna” y nos ayuda a mantener el abdomen fuerte y plano. Cuando esta musculatura está dañada o debilitada, como ocurre en la diástasis de rectos, es imprescindible repararla. Con ello conseguimos no solo un beneficio estético, sino que también mejoramos la fuerza del abdomen y de todo el tronco, favoreciendo una postura más adecuada, mejorando la estabilidad, y haciendo más cómoda la práctica deportiva.

Es muy frecuente combinar esta cirugía con una liposucción del tronco, los flancos y la espalda. Esto nos ayuda a conseguir una mejor definición de la cintura y una figura más contorneada.

 Recomendaciones durante el postoperatorio

Durante el postoperatorio, es muy importante cumplir los cuidados que se indiquen para conseguir una recuperación rápida y adecuada. La incorporación laboral se puede realizar a partir de los 15 días, en función de cada caso. Se puede cargar peso a partir del primer mes, comenzando con pesos pequeños, que se irán aumentando de forma progresiva.

La actividad física moderada, como caminar, se puede iniciar a partir de los 15-20 días. Los deportes de impacto podrán iniciarse a partir del mes, en función de cada caso y siempre bajo el control y las indicaciones de la Dra. Izquierdo. Los ejercicios específicos de pared abdominal y musculación del core es recomendable posponerlos hasta por lo menos el 6º mes tras la cirugía.

Establecer unos cuidados adecuados posteriormente, así como un estilo de vida saludable, es fundamental para lograr que los resultados sean estables y duraderos en el tiempo. Las cicatrices, aunque pueden parecer extensas, quedan ocultas por la ropa interior o el biquini. Con un buen cuidado de las mismas, quedarán poco visibles a partir del año. 

Con la abdominoplastia no solo eliminamos el exceso de grasa y piel, también la flaccidez, a la vez que se repara la musculatura abdominal. Es la cirugía ideal para recuperar la figura deseada.

Opciones en Cirugía Corporal

LIPOESCULTURA / LIPOSUCCIÓN
ABDOMINOPLASTIA
MINIABDOMINOPLASTIA
LIFTING DE BRAZOS ( Braquioplastia )
LIFTING DE PIERNAS ( Cruroplastia )
AUMENTO DE GLÚTEOS CON GRASA
AUMENTO MAMARIO CON GRASA
CIRUGÍA ÍNTIMA FEMENINA ( Labioplastia, ninfoplastia )

 

¿Tienes Dudas?
Cirugía Plastica y Reparadora