Liposucción

La liposucción es una operación quirúrgica para eliminar la grasa acumulada en distintas zonas del cuerpo. Es una técnica muy demandada por aquellas personas con cierto sobrepeso, o por pacientes que, sin tener sobrepeso, tienen grasa localizada, por ejemplo, en las cartucheras.

La liposucción no debe entenderse como una solución a la obesidad, sino como una forma de ayudar a recuperar la figura o a mejorar una zona específica del cuerpo.

Existen diversos tipos de liposucción, aunque todos ellos tienen el mismo objetivo: ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA.

Son cirugías sencillas y de rápida recuperación, que aportan resultados visibles garantizados.

Los pacientes candidatos a esta cirugía son personas con ligero sobrepeso o aquellas que tienen grasa localizada en determinadas zonas del cuerpo.

Pero no solo sirve para eliminar grasa de zonas concretas, al realizar esta eliminación de forma selectiva también se consigue modelar el cuerpo y el contorno, resaltando nuestra figura, es por eso que también se denomina a esta intervención LIPOESCULTURA.

 

¿Es necesario la hospitalización?

La LIPOSUCCIÓN, o LIPOESCULTURA, es una cirugía que en la mayoría de los casos se realiza de forma ambulatoria, si bien en determinadas ocasiones, por características del paciente o por el tipo de intervención a realizar, puede requerir una noche de ingreso.

 

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

El tipo de anestesia depende de las zonas a tratar pudiendo ser un procedimiento realizado con anestesia local, anestesia local y sedación o con anestesia general.

 

¿Cómo es el procedimiento?

La cirugía de liposucción se realiza mediante una serie de incisiones de pequeñas dimensiones localizadas en zonas poco visibles. Estas cicatrices suelen tener un tamaño aproximado de 1 cm. A través de ellas realizamos una infiltración de la zona para facilitar la extracción de la grasa y disminuir el riesgo de sangrado. Posteriormente se realiza una aspiración de la grasa localizada con unas cánulas especiales para cada zona. Esa grasa se elimina y desecha en la mayoría de ocasiones o, en ciertas situaciones, y si así lo desea el paciente, podemos purificarla y reutilizarla para injerto graso en otras zonas del cuerpo. Puedes leer más acerca de esta técnica en nuestra sección de lipofilling o injerto de grasa autólogo.

 

¿Cómo es el postoperatorio de una liposucción?

Tras la cirugía se colocan unos puntos en las incisiones, que se retiran a la semana. El paciente sale de quirófano con una faja postquirúrgica que recomendamos utilizar durante el primer mes tras la cirugía.
Las prendas de presoterapia como las fajas nos ayudan en la recuperación, facilitando la eliminación de líquidos y reduciendo la inflamación y los hematomas. Durante el proceso de recuperación postoperatoria es habitual la realización de drenajes linfáticos y masajes específicos de las zonas tratadas para mejorar los resultados y acelerar la recuperación. Este tipo de tratamientos siempre deben estar indicados por tu cirujano y realizados en los sitios adecuados, para garantizar un buen resultado.

En cuanto a la recuperación postoperatoria, las liposucciones son cirugías poco dolorosas y que permiten al paciente una incorporación laboral temprana. Lo único a tener en cuenta es que se tendrá que mantener el uso de la faja postquirúrgica durante aproximadamente un mes, y tomar unos analgésicos para el dolor durante los primeros días.
En función del tipo de trabajo la incorporación laboral puede realizarse en los primeros 4-7 días tras la intervención.

 

¿Cuándo volveré a mi vida normal?

El paciente puede moverse y realizar ejercicio físico moderado como caminar desde los primeros días. De igual modo, los ejercicios estáticos y de tonificación pueden retomarse relativamente pronto, en las primeras semanas. Ejercicios más intensos y con impacto, como el running o el spinning no se deben iniciar hasta pasado un mes de la cirugía.

 

¿Debo tener alguna precaución especial tras la cirugía?

En las liposucciones es habitual que salgan hematomas, que poco a poco van desapareciendo. Un cuidado exhaustivo de la piel y evitar la exposición solar directa son fundamentales para evitar pigmentaciones.

 

La LIPOSUCCIÓN, o LIPOESCULTURA, es una de las cirugías más demandadas en nuestras consultas, los resultados son rápidamente visibles y permite una pronta incorporación a tu vida habitual. Además, es fácilmente combinable con otros procedimientos por su versatilidad y eficiencia. Todo ello convierte a esta cirugía en una de las técnicas estrella de nuestra especialidad. Si tienes grasa localizada que no consigues eliminar, con este procedimiento puedes conseguir la definición y el contorno que deseas.

Opciones en Cirugía Corporal

LIPOESCULTURA / LIPOSUCCIÓN
ABDOMINOPLASTIA
MINIABDOMINOPLASTIA
LIFTING DE BRAZOS ( Braquioplastia )
LIFTING DE PIERNAS ( Cruroplastia )
AUMENTO DE GLÚTEOS CON GRASA
CIRUGÍA ÍNTIMA FEMENINA ( Labioplastia, ninfoplastia )

 

¿Tienes Dudas?

Cirugía Plastica y Reparadora