Reconstrucción del complejo areola-pezón

Una parte muy importante de la mama es el complejo areola-pezón. Salvo en los casos de cirugías reductoras de riesgo, en las que habitualmente preservamos los pezones, la mayoría de mujeres mastectomizadas pierden su complejo areola-pezón.

 Reconstruirlo es un aspecto muy importante en todo este proceso reparador y no consideramos concluida la reconstrucción mamaria hasta que no llegamos a este paso. Habitualmente, es una técnica muy sencilla que realizamos con anestesia local y de manera ambulatoria. Solemos reservar este momento para el final de la reconstrucción, cuando ya tenemos una mama de volumen y forma adecuada. De este modo podemos diseñar la altura y tamaño adecuado del nuevo pezón, logrando un resultado natural y visualmente atractivo.

 Muchas mujeres llegadas a esta fase no desean realizarse más cirugías porque están cansadas de entrar a quirófano pero, desde nuestro punto de vista, es un error dejar pasar este último paso ya que se trata de un detalle sencillo pero fundamental en el aspecto final de tu mama.

Opciones en Cirugía Mamaria

¿Tienes Dudas?
Cirugía Plastica y Reparadora