Reconstrucción mamaria con prótesis expansora

Se trata de una reconstrucción en dos tiempos quirúrgicos. En una primera cirugía se coloca una prótesis vacía en el espacio retro muscular, es decir, debajo del músculo pectoral mayor y del serrano. Éstas prótesis llevan incorporada una válvula de llenado que localizamos con un imán a través de la piel para producir un llenado gradual en consulta hasta obtener el tamaño deseado de la mama.

Habitualmente se trata de un procedimiento de corta duración, aproximadamente 45min o 1 hora de cirugía. Una vez que la herida ha cicatrizado comenzaremos el inflado progresivo de la prótesis en consulta realizando visitas aproximadamente cada 3 o 4 semanas hasta completar el volumen deseado.

Posteriormente, cuando ya hemos logrado unos tejidos elásticos, bien hidratados y con capacidad para albergar una prótesis del tamaño deseado, es cuando programamos la segunda cirugía. En este segundo procedimiento, también de aproximadamente 45 min de duración, realizamos el cambio del expansor por la prótesis definitiva.

En ambas cirugías colocamos unos tubos de drenaje durante unos días y un sujetador de tipo deportivo abrochado delante durante los primeros 1 o 2 meses postintervención.

VENTAJAS:

 

  • Cirugías de corta duración y técnicamente sencillas

INCONVENIENTES:

 

  • La irradiación posterior de las prótesis o la utilización de estas técnicas en pacientes que ya han sido radiadas con radioterapia empeora el resultado estético y aumenta la incidencia de otros problemas como la contractura capsular.

 

  • Al igual que todas las pacientes portadoras de implantes mamarios deberá realizar controles periódicos de sus implantes pudiendo necesitar cambiarlos por unos nuevos en algún momento de su vida.

Opciones en Cirugía Mamaria

¿Tienes Dudas?

Cirugía Plastica y Reparadora