Blefaroplastia o cirugía de párpados

El paso de los años, la genética, las agresiones medioambientales y los malos hábitos son algunas de las causas por las que nuestra mirada envejece prematuramente.

Con la edad, la piel de los rpados superiores comienza a crecer, a hacerse más laxa y a caerse sobre las pestañas, creando un efecto de pesadez que puede incluso resultar incómodo y dificultar la visión. Los párpados inferiores, sin embargo, envejecen de una manera distinta: la piel se adelgaza y se produce una relajación de la musculatura periocular que produce una herniación de las bolsas grasas, quedando éstas mucho más evidentes y formando las “bolsas” bajo los ojos. Esto puede provocar un efecto de mirada triste y cansada.

La blefaroplastia o cirugía de los párpados es una técnica quirúrgica para resolver estos problemas, cubriendo las necesidades tanto estéticas como funcionales.

Diferenciamos entre blefaroplastia superior cuando tratamos el párpado superior,  blefaroplastia inferior cuando tratamos las bolsas de los párpados inferiores, o blefaroplastia completa cuando realizamos ambos procedimientos. En cualquiera de los casos, se trata de cirugías relativamente sencillas en manos expertas, y que pueden ofrecer resultados muy agradables si son realizadas adecuadamente. La cirugía de párpados es uno de los procedimientos más demandados hoy en día en nuestras consultas ya que nos permite obtener un rejuvenecimiento de la mirada rápido, natural, indoloro y con una pronta recuperación.

¿Cómo es el procedimiento?

En la blefaroplastia superior las incisiones quedan situadas en el pliegue del párpado móvil, siguiendo la línea natural del párpado. De este modo conseguimos una cicatriz imperceptible en pocos meses y un rejuvenecimiento del párpado sin alterar la forma del ojo. La Dra. Verónica Izquierdo realiza una técnica minuciosa para evitar una secuela muy habitual en este tipo de procedimientos que es obtener un “ojo almendrado” o más redondeado que el original. Una técnica rigurosa nos va a permitir rejuvenecer la zona sin alterar los rasgos de cada paciente.

En la blefaroplastia inferior las incisiones pueden realizarse en la conjuntiva o justo debajo de las pestañas. En ambos casos, las cicatrices son casi imperceptibles desde la primera semana. El exceso de bolsa grasa es extraído y los tejidos que se encuentren debilitados por el paso del tiempo se reparan. En algunos casos, cuando los tejidos del párpado inferior están excesivamente descendidos, producen un efecto de ojo triste al tirar del canto externo hacia abajo. Para solucionar esta situación es preciso añadir una cantopexia, que consiste en elevar el canto externo del ojo un poco para mejorar el ángulo. Con esta técnica logramos un resultado más estable a la vez que un aspecto más juvenil de la mirada.

Estas cirugías suelen durar entre una y dos horas -dependiendo de si el paciente se somete a una o a las dos intervenciones-, se realizan habitualmente con anestesia local y sedación y el paciente puede volver a casa en el mismo día. 

 Recomendaciones en el postoperatorio

Por lo general, la fase del postoperatorio se caracteriza por presentar inflamación leve o moderada en las zonas intervenidas, y pueden salir algunos hematomas. Las molestias suelen ser mínimas, a pesar de lo cual la Dra. Izquierdo siempre prescribe medicamentos analgésicos y una profilaxis antibiótica. Durante la primera semana el paciente llevará unas “tiritas” en ambos párpados para disminuir el edema.  Después de esos primeros 7 días las suturas se retiran en la consulta y se le indicarán una serie de consejos para favorecer la recuperación temprana. Pasados unos diez o quince días desde la intervención, el paciente podrá comenzar a utilizar sus cremas y maquillarse normalmente.

La cirugía de párpados tiene una recuperación bastante rápida y en 6 o 7 días se puede retomar la actividad cotidiana habitual. No obstante es importante evitar realizar grandes esfuerzos o practicar deportes de impacto hasta completar el primer mes postoperatorio.

Los resultados de este procedimiento van mejorando según transcurren las semanas y suelen ser definitivos al cabo de los dos o tres meses, en función de cada caso. El efecto que logramos es el de una mirada más rejuvenecida y descansada.

Esta intervención es una de las más demandas por nuestros pacientes: se podría decir que es una de las “cirugías estrella” de la Dra. Izquierdo. Ofrece un rejuvenecimiento rápido y totalmente natural, con una cirugía muy poco agresiva y una recuperación casi sin molestias para el paciente.

Opciones en Cirugía Facial

 

RINOPLASTIA (Cirugía estética de la nariz)
LIFTING (Cirugía de rejuvenecimiento facial)
BLEFAROPLASTIA  (Cirugía de los párpados)
REJUVENECIMIENTO FACIAL CON GRASA (Lipofilling facial)
QUEILOPLASTIA SECUNDARIA (Cirugía de los labios, retirada de biopolímeros)
RECONSTRUCCIÓN DE LÓBULOS (lóbulo rasgado, lóbulo envejecido)
BICHECTOMÍA (Cirugía de definición de pómulos)
OTOPLASTIA (Cirugía de las orejas)

¿Tienes Dudas?