Otoplastia

La otoplastia es la cirugía que corrige la posición demasiado despegada de las orejas, conocida habitualmente como “orejas en soplillo”.

 Las orejas en asa (término médico para “orejas en soplillo”) son resultado de una alteración congénita que afecta al 5% de la población. En estos casos, el cartílago auricular no se desarrolla adecuadamente: la ausencia de algunos pliegues produce la característica forma despegada de las orejas en asa. Este problema se diagnostica normalmente en la infancia, cuando se completa el desarrollo del pabellón auricular. Se trata de una condición que puede provocar problemas de autoestima y socialización en el niño, es por ello que puede operarse a partir de los 6-7 años, antes de que aparezcan estos problemas. También hay casos en los que esta cirugía se realiza en pacientes adultos, en los que el tratamiento, el postoperatorio y los resultados son los mismos que en los niños.  

¿Cómo es la intervención?

La otoplastia o cirugía correctora de orejas es un procedimiento relativamente sencillo, de unas dos horas de duración, que se realiza con anestesia local y sedación, excepto en niños pequeños en los que puede ser necesaria la anestesia general. Es una intervención que se realiza en régimen ambulatorio, es decir, no precisa ingreso hospitalario y el paciente se va a casa tras la cirugía.

Se trata de un procedimiento poco doloroso. Mediante una incisión en la parte posterior de la oreja accedemos al cartílago auricular y lo moldeamos a la forma deseada, llevando la orejas a una posición normal. Para cerrar la herida, se utilizan suturas reabsorbibles, que se deshacen solas, por lo que no es necesaria la retirada de puntos posterior. Se puede realizar una vida normal a partir del 2º o 3º día tras la cirugía, evitando el ejercicio físico intenso las primeras 2-3 semanas. Los deportes de contacto es recomendable evitarlos hasta que la cicatrización sea estable, aproximadamente  a los 2-3 meses de la cirugía. 

 Recomendaciones en el postoperatorio

 

En el postoperatorio inmediato colocamos un vendaje que cubre la cabeza y lo mantenemos durante las primeras 24-48 horas. Posteriormente se deberá llevar una diadema que cubra bien la oreja durante 24 horas al día los primeros 10 días. Después, se aconseja mantener la diadema el mayor número posible de horas al día durante uno o dos meses.

Realizando un correcto postoperatorio los resultados son duraderos en el tiempo. Se trata de una cirugía muy resolutiva, donde la satisfacción de los pacientes es muy grande y la incorporación a la vida habitual es casi inmediata.

La otoplastia correctora es una intervención que evita los problemas que las orejas en asa pueden generar a algunos niños, con mínimas molestias para ellos y gran satisfacción con los resultados.

Opciones en Cirugía Facial

 

RINOPLASTIA (Cirugía estética de la nariz)
LIFTING (Cirugía de rejuvenecimiento facial)
BLEFAROPLASTIA  (Cirugía de los párpados)
REJUVENECIMIENTO FACIAL CON GRASA (Lipofilling facial)
QUEILOPLASTIA SECUNDARIA (Cirugía de los labios, retirada de biopolímeros)
RECONSTRUCCIÓN DE LÓBULOS (lóbulo rasgado, lóbulo envejecido)
BICHECTOMÍA (Cirugía de definición de pómulos)
OTOPLASTIA (Cirugía de las orejas)

¿Tienes Dudas?

MADRID
C/Castelló 41, Bajo Izda.
Telf: 682 652 528

ARANJUEZ
C/Foso 156
Centro Clínico Quirúrgico
Telf: 918 915 057 | 606 715 137

TOLEDO
Avenida de Irlanda 21
Policlínico HM IMI  Toledo
Telf: 925 25 45 15 | 680 859 454

¡Síguenos y comparte!

 

Avisos Legales

Cirugía Plastica y Reparadora