Consejos para escoger sujetador tras un aumento de pecho

Si te vas a someter a un aumento de pecho, pero especialmente si ya lo has hecho, seguro que te has preguntado qué tipo de sujetador escoger y qué pasos seguir hasta que las mamas se hayan recuperado plenamente.  Sigue leyendo atentamente, porque nuestros consejos te van a ser de gran utilidad a partir de ahora.


Sujetador postoperatorio

Como en todo proceso médico, es importante seguir siempre las recomendaciones del profesional que te ha tratado. Nadie mejor que nosotros para conocer los resultados de la operación y las características específicas de tu pecho.

No hace falta decir que durante el primer mes es primordial que visites a tu cirujano para el seguimiento del postoperatorio. En mi caso, valoro la evolución de cada uno de mis pacientes de forma personalizada, recomendándoles el tipo de sujetador que mejor se adapte a su recuperación, y especialmente a las necesidades de su pecho.

Mi consejo es que, al menos durante las primeras 4 semanas de postoperatorio –y siempre teniendo en cuenta el caso concreto de cada paciente- optes por un sujetador postquirúrgico. Ayuda a mantener las mamas bien sujetas y en la posición óptima para que las prótesis vayan tomando la forma y postura deseadas.

 

¿Qué sujetador escojo?

Cada paciente y cada pecho son únicos y especiales, por eso no existe una recomendación o norma general que sirva para todas. Pero sí que puedo darte unos consejos que te servirán para conseguir los mejores resultados tras tu operación.

  • No comprar sujetadores nada más operarte: salvo el ya mencionado sujetador postquirúrgico, no compres nada hasta que hayan pasado varias semanas (o incluso meses) y el pecho se haya desinflamado y mostrado su forma y tamaño finales. Será ahí cuando puedas encontrar tu nueva talla.
    Consulta con tu cirujano para que pueda guiarte durante tu seguimiento.
  • Dormir con sujetador: aunque parezca extraño, esta fórmula evita que todo el peso del pecho recaiga sobre la piel, por lo que se mantendrá firme y elevado durante más tiempo.
    Este consejo es aplicable a todas las mujeres, tanto si han aumentado sus senos como si no.
  • ¿Con aro o sin aro?: dependerá del resultado que quieras obtener.
    Si necesitas que la mama siga descendiendo, comienza con sujetadores sin aro deportivos o de otro estilo, pero que sean suaves y cómodos.
    Si por el contrario la mama ya está colocada en su sitio, lo ideal es optar por el aro, siempre que no te moleste,  ya que mantiene el pecho sujeto y seguro desde el principio.

Si te has decidido a hacerte un aumento de pecho recuerda que el postoperatorio es tanto o casi más importante que la propia operación, y que los resultados dependerán, además del seguimiento del cirujano, de tu cuidado diario y del tipo de sujetador que elijas.

Imagen | Freepik

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by