Propósitos de año nuevo: Tú eres tu prioridad

Todos tenemos ganas de comenzar un año nuevo. Para dejar atrás lo malo del pasado, pero, sobre todo, para imaginar que lo que está por venir será mucho mejor. Este es un buen punto de partida para tomarte un tiempo para ti mismo y replantearte qué puedes hacer para sentirte mejor. Quizá sea el momento de realizarte ese cambio físico que siempre quisiste y has postergado. Un paso importante que te devolverá seguridad. Esto sí sería un excelente comienzo.

Los cambios empiezan con una decisión, y tomarla o no acarrea muchas dudas y miedos y yo estaré contigo para resolverlos. Antes de iniciar cualquier proceso médico, tendremos una cita informativa gratuita para que pueda asesorarte sobre la conveniencia de uno u otro tratamiento, que adaptaré a tus deseos y expectativas.

Existen muchos propósitos que año tras año apuntamos en una lista. Algunos de ellos seguramente serán los de todos los años: ir al gimnasio (más allá de llegar solo a conocer sus instalaciones), ponernos a dieta, beber mucha agua, dormir más, no preocuparte tanto por los problemas… Voy a sugerirte un propósito nuevo: descubrir que las soluciones estéticas se encuentran cada vez más a tu alcance. Evidentemente, siempre llevadas a cabo por profesionales con experiencia.

Hay muchas razones para querer un cambio estético y uno de ellas es mejorar una autoestima baja. En estos casos también se resiente la seguridad en uno mismo. Por ejemplo: si has sido madre es muy probable que tu cuerpo haya cambiado y no se haya recuperado al 100%, entonces quizá puedas plantearte realizar alguno de los tratamientos del Mommy Makeover, una solución integral que abarca una abdominoplastia, una elevación o aumento de senos y/o una lipoescultura.  Ser madre no está reñido con quererte y verte espléndida.

También es posible que al mirarte al espejo veas cómo ciertas zonas van envejeciendo o que haya alguna que llevas tiempo deseando cambiar. Esto puede  plantearte la idea de buscar una opinión experta. Quizá descubras que tus párpados han caído y hacen que tu mirada se vea triste, cuando tú quieres una mirada viva y joven. Tal vez, tu nariz nunca te ha gustado y crees que ya es el momento de solucionarlo. Puede que tus labios sean asimétricos, o notes que tus orejas están demasiado despegadas o simplemente tienes el lóbulo rasgado y no sabes cómo solucionarlo. Son muchas las preguntas que pueden surgirnos y también muchas las intervenciones para solucionar problemas concretos. Nuestro objetivo es poder devolverte la imagen que siempre quisiste tener, redefinir tu belleza y ayudarte a sentirte bien con tu imagen.  En mi web puedes descubrir todo lo que la medicina estética, la cirugía plástica, y yo como profesional podemos hacer por ti.

Te animo a que nos preguntes para poder resolver tus dudas e inquietudes. Empieza el año situándote a ti mismo como prioridad. Año nuevo, vida nueva. Pero esta vez, de verdad.

Cirugía Plastica y Reparadora