¿Qué es la Ginecomastia? Diagnóstico y tratamiento

Se conoce como ginecomastia al desarrollo excesivo de los senos en el hombre. A día de hoy, se sabe que afecta entre un 40 – 60% de los hombres según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica). La etiología o causa suele ser variada: puede tener un origen hormonal, congénito, fisiológico, enfermedad sistémica, consumo de alcohol o el abuso de ciertos fármacos.

Puede aparecer durante la adolescencia, generando un estigma social y disminuyendo la autoestima del joven que lo padece. Una vez en la edad adulta suele desaparecer, aunque si no lo hace se debe acudir al especialista. Suele aparecer de forma bilateral, aunque también se presenta en casos de forma unilateral.

Se clasifica en tres grados:

  • Grado I o Leve: Aumento mínimo de la mama sin exceso de piel ni de grasa. Si no desaparece con el paso del tiempo, se interviene.
  • Grado II o Moderada: Aumento moderado del seno, con o sin exceso de piel, con los bordes no delimitados.
  • Grado III o Severa: Aumento considerable de la mama con sobrante de piel e incremento del tejido glandular y graso.

El diagnóstico
Se debe acudir al profesional para valorar cada caso de forma adecuada y enfocar así el tratamiento. Una vez explorado, si lo que se observa es sólo un aumento del tejido graso y no un desarrollo de la glándula mamaria, entonces se considera pseudoginecomastia. Suele aparecer bilateralmente y en este caso no se considera patológico. Estos casos suelen intervenirse por razones estéticas para mejorar y definir el tórax masculino.

En cambio cuando se palpa una región firme definida bajo el pezón, en ocasiones dolorosa al tacto y con aumento de la sensibilidad local, se diagnostica como ginecomastia, y es debido a un aumento del tejido glandular A veces pueden darse las dos circunstancias a la vez: aumento del tejido glandular y exceso de grasa corporal.

Tratamiento de la ginecomastia

Cuando el caso persiste indefinidamente y se descartan alteraciones hormonales que puedan estar provocándolo, se decide intervenir quirúrgicamente. La reducción de pecho masculina o cirugía de ginecomastia es una de las intervenciones más solicitadas por los hombres en mi consulta.

La operación suele dar muy buen resultado, es sencilla, de corta duración y bien tolerada por el paciente.

El planteamiento de cada caso variará en función del grado de severidad y los objetivos del paciente. Habitualmente comenzamos realizando una liposucción de la zona de mayor acumulación de tejido graso mediante unas mínimas incisiones y extraemos el excedente de grasa en la región. Posteriormente si se trata de una ginecomastia verdadera extraemos la glándula mamaria (mastectomía) a través de una pequeña cicatriz en el borde inferior de la areola. En los casos más severos donde el paciente tiene una mama muy grande con gran volumen glandular y laxitud cutánea, realizamos resecciones de piel para definir un contorno de tórax más masculino.

Ginecomastia y salud del varón

 Es cada vez más frecuente cuando se habla de la salud del varón, hablar también de cómo un problema físico puede tornarse psicológico afectando así a la confianza y la autoestima del paciente. Y es un caso que nos encontramos cuando la mama se desarrolla demasiado en los varones. Afortunadamente, es algo que se puede corregir con cirugía y hábitos de vida saludables.

Para cualquier duda sobre este post o para recibir información personalizada sobre tu caso, te animo a agendar una primera visita en mi consulta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by